Paloma_Blanc_posa_con_su_libro
Paloma Blanc, autora de "7 pares de katiuskas. La maravillosa aventura de ser madre".

El último parto de esta instamami que ha revolucionado las redes con su sentido del humor y naturalidad ha sido su libro 7 pares de katiuskas. La maravillosa aventura de ser madre (Plaza & Janés, 2018). Paciencia, alegría, buen humor y organización son sus claves para el éxito familiar.

Por Margarita García Fotografía: Dani García

PALOMA “KATIUSKAS”, como la llamamos cariñosamente al saludarla, nos recibe en su casa con la misma sonrisa que vemos en sus stories de Instagram, donde tiene 83.100 seguidores al cierre de edición. Se ha colado en las casas de muchas familias, no como una influencer al uso, sino como una madre que quiere ayudar a otras a tener una vida más fácil. De ahí que recomiende su receta del rollo de pollo o un perchero nominal de uniformes para aligerar el trajín de las mañanas.
Reconoce en su libro, y con una foto en su perfil @7paresdekatiuskas, que su vida hace unos años era un desastre y estaba más estresada con tres hijos que con ocho. ¿Qué le hizo cambiar?
Trabajaba muchas horas fuera de casa, estaba muy estresada y lloraba cada día. Además tenía mucho desorden material, falta de planificación…Me convertí en una madre gritona y descontenta, y no me había parado a pensar qué no funcionaba. Eso se tradujo en que mi cuarta niña dejó de crecer dentro de mí y me mandaron reposo absoluto. Un día, a mi hijo mayor le mandaron en el cole que hiciese una lista de palabras con i y escribió: “¿Y mamá?”. El pobre estaba todo el rato preguntando por mí… Me di cuenta de que toda la vida había querido ser madre y no estaba en casa, no estaba siendo la madre que quería ser. Al frenar y bajarme de mi rueda de hámster me di cuenta de que tenía que cambiar de actitud, mejorar procedimientos y tomar decisiones: cambiarnos a una casa más cerca de mi trabajo, reducir un poco mi jornada, cambiar a la persona que me ayudaba en casa… Y lo más importante, cambiar la actitud.
¿Y ya es la madre que soñó ser?
Estoy más cerca de serlo, pero me sobra mucho el móvil.
¿Cómo se educa sin gritos en una familia de ocho?
Gritaba mucho, a veces se me iba la mano, y eso me generaba malestar y angustia. Me di cuenta de que gritar no sirve para nada. Poco a poco descubrí la capacidad para educar en positivo, con juegos… se consigue más y acabas el día contento.
Retrato_paloma_Blanc
Paloma Blanc, o @7paresdekatiuskas en la red social Instagram, nos recibe en su casa.
¿Qué papel ha jugado en su vida su familia de origen?
¡Todo! Somos 8 hermanos, soy la cuarta y el mejor regalo que me han hecho mis padres son mis hermanos y mis experiencias a su lado. Siempre quise regalarle eso a mis hijos.
¿Cuál es el secreto para tener una familia feliz?
Intentar facilitarse la vida. Debemos buscar qué picos de estrés tenemos en el día, y reducirlos. Y eso a veces se arregla con poner un perchero de uniformes, tirar el puzle que te hace perder los nervios cada tarde…Y hacer equipo con todo el mundo, no solo con tu marido, sino también con cualquiera que interviene en la familia. Mis hijos pueden ir a cumples porque otra se encarga del regalo, a veces también lo hago yo… Pero hay una estructura invisible de personas que se ayudan unas a otras y me parece una maravilla.
¿Por qué el nombre 7 pares de katiuskas para su blog y su cuenta de Instagram?
Quería un nombre muy asturiano. Soy de allí y en mi tierra todo el mundo tiene botas de agua. Y siete porque aún no había nacido la pequeña, que no está en el nombre pero sí en el corazón.
«Debemos buscar qué picos de estrés tenemos en el día, y reducirlos, y hacer equipo, no solo con tu marido, sino con cualquiera que interviene en la familia»
¿Cómo se convierte en instamami?
Al empezar no sabía muy bien lo que estaba haciendo. En poco tiempo logré muchos seguidores, y perdí el norte con la cuenta. El centro de mi vida pasé a ser yo, mis seguidores, mis likes, mis fotos… Me ponía nerviosa, tenía ganas de publicar mucho y pensaba: “Esto lo tengo que enseñar porque puede ayudar mucho”, pero el objetivo era más bien la exhibición, no aportar algo. Mi marido y yo siempre hemos necesitado hablar por las noches y ese momento lo sustituí por el móvil. Un día, por un rayo del Espíritu Santo, me di cuenta y dije: “Me voy”. En esos tres meses sin Instagram me empezaron a llegar e-mails de mucha gente que había cambiado cosas desde que nos se­guían; lo que yo enseñaba les ayudaba a reírse, relativizar y relajarse. Cuando cerré la cuenta, mi marido me decía que enseñando un estilo de vida concreto se podía ayudar a mucha gente. Así que ahora lo hemos convertido en un proyecto familiar.
Paloma_Blanc_con_botas_katiuskas
Paloma Blanc cuenta con más de 90.000 seguidores en la red social Instagram donde se conoce como @7paresdekatiuskas
Habla en su libro y en sus redes sociales del derecho a la desconexión. ¿Algunas claves para gestionar la tecnología en casa?
Yo estuve tan enganchada, que la decisión de volver fue muy meditada y con conciencia. De intentar aportar algo, pero con control. Me di cuenta de que quiero que mis hijos no me recuerden mirándoles a través del móvil, sino a los ojos. Hay días que me voy un poco al “lado oscuro”, pero hago autoexamen con aplicaciones que controlan el tiempo que dedicas al móvil. Si queremos hacer un uso saludable de la tecnología, hay que ser ejemplo, aunque es bueno dejar claro que “ahora voy a usar el móvil” para gestionar cumples, temas familiares… Es importante no ir por la casa con el móvil en el bolsillo y nosotros tratamos de respetar tres espacios libres de móvil: baño, cuarto y mesa familiar.
¿Qué papel tiene Dios en su vida?
Dios es la gasolina. Me cuida, me dirige y es motivación. Tengo claro que esta vida es una puerta hacia la vida de verdad, a la que quiero llegar. La fe va conmigo, somos una familia católica. Hablamos mucho, rezamos juntos, intentamos que los niños quieran estar cerca de Dios, sin obligación, pero fomentando su trato con Él.  En cuanto a las redes, creo que hay distintas maneras de evangelizar, mi camino es el de hablar de las cosas universales que ha inventado Dios: la familia, el matrimonio, la alegría, el amor.
 

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta