Comida sana, comida real

67

Cientos de blogs de alimentación y perfiles en redes están dirigidos a ayudarnos a comer mejor, más sano y sabroso. Es la tendencia #RealFood. Pero detrás de estas corrientes que invitan a la comida sana surgen dudas: ¿Son solo una moda? No exactamente. La tendencia a saturar el mercado de productos ECO, BIO y orgánicos encierra una lucha contra los ultraprocesados o productos que suelen tener cinco ingredientes que conviene evitar: azúcares, harinas, aceites refinados, aditivos y sal.

Por Margarita García

¿Sabes por qué son ecológicas unas manzanas con el sello ECO? Según Luis Rico, miembro de la cooperativa eComarca.org,  “este certificado garantiza que el producto ha sido cultivado en tierra libre de contaminantes, y que no se han usado pesticidas no autorizados, ni transgénicos”. Este, el ecológico, es el único sello oficial en nuestro país, mientras que lo BIO y organic, en líneas generales,  “es una cuestión márketing”.
ECO…nómica
El consumo de productos ecológicos en España y Europa ha aumentado considerablemente en los últimos años, pero en nuestro país aún no ha echado raíces. ¿Será por el precio? Una docena de huevos ecológicos, por ejemplo, es más cara que la convencional.  “Hay que conocer las cadenas de distribución de alimentos, porque es ahí es donde encontramos el encarecimiento, no en la producción de los productos ECO (aunque sí es un poco más cara). Pero quienes realmente encarecen estos productos son quienes dominan las cadenas”. Por eso, para combatir este aumento de precio, conviene hacer la compra local y de temporada, porque, entre otras cosas, se eliminan intermediarios.
Por otro lado, afirma Rico, nuestra dieta está demasiado basada en carne, y  “si reducimos la ingesta de carne y aumentamos la de legumbres, frutas y hortalizas, estamos equilibrando nuestro gasto en comida”.
Llegar hasta aquí significa haber recorrido ya un camino. “El primer paso para una dieta más saludable es dejar de comprar comida procesada, sobre todo porque tiene mucha azúcar”, propone Rico.  Y luego, dar el paso a lo ECO. Es decir,  “a una dieta basada en legumbres, frutas , verduras frescas…, y carne solo de forma esporádica.
 “Me encanta combinar alguna fruta con un yogur natural o yogur griego natural, frutos secos y canela. Es una preparación sencilla, rápida y por supuesto deliciosa”, recomienda Carlos Ríos.
Esto tiene más impacto en tu salud y en el medio ambiente que consumir  ‘ecológico’  que también, pero sería el siguiente paso”. Porque no todo lo ECO por sí mismo es sano:  “Si solo te alimentas de huevos fritos ecológicos, no estás comiendo saludable”.
#RealFood
En esta lucha contra los ultraprocesados –productos que suelen tener más de 5 ingredientes entre los que se encuentran azúcares, harinas y aceites vegetales refinados, aditivos y sal–, uno de los dietistas más conocidos es Carlos Ríos, @carloriosq un joven nutricionista, creador de la corriente #RealFood que promueve el consumo de alimentos enteros y frescos mínimamente procesados, que –según Ríos– producen beneficios como pérdida de peso, mejora de enfermedades metabólicas, mejora en el estado de ánimo o un mayor disfrute de la comida.
Porque en todo lo relativo a alimentación no hay que perder de vista que comer no es un mero acto biológico, sino también un acto social y placentero. La principal enseñanza del Realfooding es aprender a hacer sabrosos platos con comida real sin tener que sentirnos mal por consumir un día una hamburguesa, porque sabemos que nuestro patrón de alimentación es saludable.

 

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta