Presentamos la situación de millones de cristianos que son torturados y expulsados de su propia tierra a causa de su fe en Cristo. No somos ajenos a su situación. Ellos necesitan nuestra oración y nuestra caridad.
pdf Descargar en pdf