Mis iniciales son J.B. y estoy preso en Albocasser (Castellón). Estando en Estremera (Madrid), un compañero me dejó leer su revista, la cual me impactó enormemente. Por eso, le ruego, por favor, con todos mis respetos, bajo la tierna mirada de Dios, poder recibir la revista Misión, para que mi compañero, mi preso número uno, y yo podamos leerla y reconocer la belleza de las palabras tan bien escritas de sus plumas. Por lo que le suplico pueda atender esta petición. ¡Que Dios la bendiga!
J.B.