La sonrisa más dulce: Migueláñez y la Fundación Down Madrid

130
Niña_sonriendo_sindrome-down-pulgares-arriba

La sonrisa más dulce. ¿Hay algo más dulce que la sonrisa de un niño? Migueláñez y la Fundación Down Madrid se han unido para que más de 200 niños puedan tener acceso a terapias y tratamientos que, a buen seguro, conseguirán arrancar más de una sonrisa a estos pequeños.

Por Marta Peñalver

Niños y golosinas es una combinación que funciona de maravilla. Por eso, la empresa de dulces y confitería Migueláñez lleva casi 40 años endulzando la vida de millones de niños y, además, desde hace una década trabaja apoyando distintas causas solidarias, siempre relacionadas con la infancia, a través de la campaña “Sonrisas Dulces”.
Susana Martín Barranco, directora de Comunicación de la compañía, explica a Misión que el objetivo es “ayudar a mejorar nuestra sociedad y devolver a la gente todo lo que nos ha dado”.
Esta campaña, que en anteriores ediciones ha trabajado de la mano de la Fundación Aladina o la Fundación Menudos Corazones, entre otras, colabora este año con la Fundación Down Madrid, cuya finalidad es la defensa del derecho a la vida y de la dignidad de las personas con síndrome de Down y con discapacidades intelectuales. La fundación lleva a cabo numerosas actividades encaminadas a lograr la plena integración familiar, escolar, laboral y social de estas personas, para mejorar su calidad de vida, contando con su participación activa y la de sus familias.

«El objetivo en mejorar la sociedad y devolver a la gente todo lo que nos ha dado»

Así, todo lo recaudado en esta campaña irá destinado a su Centro de Atención Temprana, que atiende a más de 200 niños al año y proporciona tratamientos de fisioterapia, estimulación, logopedia y psicoterapia, además de acompañamiento y atención a las familias. “La labor que realizan en la Fundación Down Madrid es maravillosa. Hemos podido comprobar de primera mano cómo trabajan con los pequeños y es realmente espectacular”, explica Martín Barranco. Desde Down Madrid agradecen el apoyo de Migueláñez, que les permitirán “ofrecer tratamientos que mejorarán la calidad de vida de nuestros niños, y la de sus familias”.
Los fondos se recaudarán a través de la venta de un producto solidario y de los clics en un vídeo que estará alojado de octubre a enero en la web www.sonrisasdulces.com.
¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa
Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta