Nuestra selección

224

Dentro del género de aventuras, hay subgéneros apasionantes: de piratas, del Oeste, de romanos, etc. La suerte ha querido que se hayan publicado recientemente dos trepidantes novelas de aventura contrarrevolucionarias, muy oportunas.

  Homo Legens ha reeditado Una familia de bandidos, de María de Saint-Hérmine: un relato tan estremecedor como edificante. También frente a los desmanes de la Revolución Francesa se alza El conde de Chanteleine, de Julio Verne, que trae a nuestras manos Libros Libres. Metidos de lleno en esas turbulencias, ¿cómo no releer la fabulosa Historia de dos ciudades de Charles Dickens o intrigar de nuevo con la La pimpinela escarlata de Orczy? ¿Y por qué las veo tan oportunas? Quizá porque vivimos en tiempos revolucionarios, aunque más taimados; porque contra el abuso y el crimen proponen el valor y el sacrificio y, sin duda, porque, cuando la aristocracia perdía sus privilegios, la nobleza de espíritu brilló como nunca, y falta nos hace.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete gratis y recibirás la revista cada tres meses en casa

Dona ahora: ayúdanos con tu donativo para que podamos seguir contando historias como esta