Las políticas de “igualdad” y la llamada “política paritaria” son una máscara de la ideología de género, que no beneficia ni a la mujer ni al varón. Hace falta alcanzar una auténtica complementariedad entre ambos sexos.

pdf Descargar pdf