La revista más leída por las familias católicas de España

La revista más leída por las familias católicas de España

Buenos modales

Buenos modales

Ser madre de doce hijos a menudo te hace sonrojar, por ejemplo, cuando los niños hacen comentarios inapropiados en público que se originaron en casa, o cuando llevan los peores calcetines (los que debías haber tirado hace dos semanas) a la consulta del pediatra. Sin embargo, de vez en cuando te sorprenden con alegrías.

Por Mar Dorrio @whynottwelve
Ilustración: Palma M. Guillán

Artículo publicado en la edición número 70 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

Hace unas semanas, experimenté una de esas alegrías cuando mi hijo hiperactivo se quedó a dormir en casa de un amigo. Al preguntarle a su madre, con un nudo en el estómago, cómo se había comportado, ella me respondió que era un niño muy educado y que incluso le llamó la atención a su hijo por dejar la cuchara dentro de la taza. No pude evitar quedarme asombrada, ya que este hijo mío no es precisamente conocido por comportarse de manera formal en la mesa. Nunca habría imaginado que se fijaría en la delicadeza de los pequeños detalles que mejoran la convivencia. Pero, al parecer, algo había aprendido después de repetirle lo mismo más de ocho veces al día desde que tuvo uso de razón.

Este hecho insólito no sólo me sorprendió a mí, sino también a los demás miembros de la familia. Así que aproveché la oportunidad para hacer campaña de buenos modales…

“Niños, quiero recordaros que el propósito de la urbanidad y los buenos modales es hacer la vida más agradable a los demás y, al mismo tiempo, a vosotros mismos. Además, es una excelente manera de -aprender a -considerar las consecuencias de nuestras acciones en los demás, como pensar en lo molesto que debe ser comer con la boca abierta frente a otra persona. También debéis ser conscientes de que hay mucha gente sola en el mundo, y que un saludo o una sonrisa pueden ser el único gesto amable que reciba en el día. Recordad que expresar gratitud es la mejor manera de responder a un regalo o, incluso, a la invitación a una fiesta a la que no os apetece asistir. No hay nada de malo en usar la expresión ‘por favor’ con mucha frecuencia. Utilizadla siempre, incluso cuando estéis pidiendo algo que os pertenece. Nunca en la historia se ha demostrado que el uso de un  ‘por favor’ haya sido inapropiado. Pero, sobre todo, nunca olvidéis que las buenas maneras tienen sentido porque con ellas hacemos sentir bien a los demás. Si lo hacéis para vanagloriaros o para sentiros superiores a quienes no han aprendido a usar la pala de pescado, os estaréis quedando con el envoltorio y tirando el caramelo.

“Expresar gratitud es la mejor manera de responder a un favor o a esa invitación a la que no os apetece asistir”

Sí, sé de sobra que la gente que os rodea no le da importancia a estos gestos, pero yo os digo que cuanto más cerca estéis de Dios, mejor queréis tratar a todos –al mendigo de la esquina, a tus compañeros de clase, al bedel del colegio…– porque los veréis con el rango que tienen y querréis tratarlos con la dignidad que se merecen.

No quiero ser pesada, pero dejadme que os dé el último consejo: las personas elegantes no chismorrean ni critican, ni en la vida real ni en la virtual. No importa lo bien vestidos que vayáis si la lengua os aleja de la elegancia. Los buenos modales están en el ser. Pensad en la Virgen María: no llevaría joyas ni perfumes caros, pero cuidaría con mimo y cariño todo lo que tenía y a todos los que le rodeaban. Y con esos ingredientes transformaría el hogar de Nazaret en ese lugar donde muchos se sentirían cuidados y queridos. Sin lujos, pero con exquisitez, Ella sería la mejor anfitriona de todas las fiestas. Y a su lado nadie se quedaría con sed de vino o de cariño, ni con hambre de ser tratado con la dignidad que se merece”.

¿Me hicieron caso? Parece que no, pero confío en que a la larga esta cantinela dará su fruto y algún día una amiga, cuando menos me lo espere, me demostrará que algo ha quedado en ellos… Why not?     

Artículo publicado en la edición número 70 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

¿Te ha gustado este artículo?

Para que disfrutes de más historias como esta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTICULOS DE INTERÉS

ARTICULOS DE INTERÉS

ÚLTIMA EDICIÓN

SEPTIEMBRE, OCTUBRE y NOVIEMBRE 2023

SEPTIEMBRE, OCTUBRE y NOVIEMBRE 2023